Máquinas para la impresión en serigrafía

Las máquinas.
Las máquinas para la impresión en serigrafía presentan una estructura muy sencilla. Los elementos principales son dos: el mecanismo que eleva y baja el bastidor cada vez que se imprime una hoja o un objeto, y el mecanismo que hace correr adelante y atrás la raedera en cada impresión. Se trata con mucha frecuencia de máquinas muy voluminosas a causa del largo horno necesario para el secado de los impresos. Dicha desventaja ha sido resuelta parcialmente con la utilización de tintas que se secan mediante una sola pasada del impreso bajo una zona iluminada con lámparas de rayos ultravioletas: la reacción que los rayos provocan en la tinta conduce a un rápido secado. La serigrafía se utiliza para el grabado de autoadhesivos, telas, camisetas, cristal y objetos en material plástico de todo tipo. Su versatilidad se completa por la existencia en el mercado de muchos tipos de tinta que tienen la capacidad de adherirse a innumerables materiales.

Etiquetas:

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.