¿Que es la serigrafia?

LA SERIGRAFIA.
Serigrafía significa impresión con seda o mediante seda. De hecho, la matriz para la impresión en serigrafía está formada por un bastidor de madera o metal sobre el que se extiende y se fija una tela. En los orígenes de este sistema de impresión, que se remonta a las antiguas civilizaciones chinas, esta tela era precisamente de seda, la más fina y resistente conocida en aquella época. En tiempos más recientes, la seda ha sido sustituida por el nailon y luego por tejidos de poliéster, menos elásticos pero más estables y económicos.

La preparación de la matriz.
Sobre la tela tirante se extiende una capa de gelatina sensible a la luz. La gelatina, que impregna la tela, puede tener distintas coloraciones (por lo general es azul o rojiza): a cada color le corresponde una distinta capacidad de recibir la luz a la que será expuesto. La exposición se realizará en un ambiente con luz amarilla, a la que la gelatina no reacciona. El bastidor se seca después en un horno ventilado a temperaturas que no deben superar los 35 o 40 °C.

La matriz obtenida con las operaciones ilustradas está lista para la impresión y se monta sobre la máquina, cuya estructura es muy simple. Sobre el lado superior del bastidor se vierte ¡a tinta que una espátula transporta a lo largo de la superficie de la matriz, haciéndola permear a través de las zonas libres del tejido y depositándola sobre el soporte que hay que imprimir. El soporte impreso se pasa después por el horno para su secado y finalmente se controla con precisión. Ya que las tintas utilizadas en la impresión serígráfica son en general muy densas, después de un cierto número de pasadas el bastidor debe ser lavado para permitir a la tinta que pase cómodamente a través de la tela.

Sobre el bastidor seco se coloca después la película fotográfica que lleva los elementos que hay que imprimir. Dicha película es un positivo, lo que significa que si se mira el positivo por el lado de la emulsión, los rótulos y las imágenes se ven al derecho, es decir, en el sentido correcto de lectura. El bastidor, junto a la película unida, se coloca en una prensa neumática semejante a las usadas para la exposición de la plancha de offset. En 10 o 15 segundos el vacío neumático hace que la película se adhiera perfectamente a la gelatina del bastidor. Después de esto la prensa se orienta hacia una potente lámpara halógena.
La gelatina del bastidor no protegida por las partes opacas de la película fotográfica quedará impresionada por la luz, que la hará insoluble al agua. Por el contrario, las zonas protegidas por la película permanecerán solubles. Tras terminar la exposición, el bastidor se retira de la prensa y se riega con un chorro de agua de escasa potencia: el agua se llevará de la tela la gelatina no impresionada por la luz, y en esas zonas la tela quedará limpia.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.