Consejos para carteles publicitarios

Los objetos y las personas se mezclan en las imágenes de Hess sin una relación lógica, en una atmósfera de misterio, y se transforman a la vez que nos aportan una idea de su capacidad de combinarse que antes no imaginábamos.

Son muy conocidos el hombre colgado, la botella, la mujer ante el espejo, ejemplos de su vasta producción aparecida en las más autorizadas páginas del diseño gráfico: desde Graphis a Gebrauchsgraphik; de Print a Art Direction.

Consideremos ahora una situación distinta: adaptar un cartel realizado en vertical a un espacio horizontal.
Éste es un problema con el que todo art debe enfrentarse con bastante frecuencia, porque los carteles callejeros no tienen casi nunca las mismas dimensiones. Observa el ejemplo reproducido en las páginas siguientes: el art director ha intervenido con gran decisión y ha alargado la parte central del anuncio realizado en vertical.

El headline, en un principio colocado bajo la manzana, rellenará ahora el vacío que se ha creado entre los dos rostros, mientras que la manzana ha sido situada en el centro de la página, la posición visualmente más importante.

Recuerda siempre cuando afrontes problemas de este tipo que debes conservar las características fundamentales del cartel: de hecho, el público debe poder identificar inmediatamente el producto incluso en dos carteles de estructura geométrica tan diferente.
Trata ahora de practicar solo haciendo trabajos como éste: te darás cuenta de que, si se emplea bien la imaginación, se pueden solucionar todos los problemas.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.