Cómo sintetizar una imagen

UNA IMAGEN EN SÍNTESIS.

Quisiéramos ahora explicarte con más detalle cómo sintetizar una imagen. Ante todo, debemos aclarar una cosa: ya nos hemos referido en alguna ocasión a la persona de Enrico Ciuti, un auténtico maestro del diseño gráfico. Ciuti escogía a sus discípulos más por sus dotes de dibujante que por las de diseñador gráfico. De hecho, sostenía que un dibujante puede convertirse en diseñador gráfico, pero nunca a la inversa, y que sólo un hábil dibujante es capaz de aprender a sintetizar una imagen.

Pero volvamos a nuestra pareja de novios y tratemos de realizar un layout con la técnica de construcción de los años treinta. El condcimiento anatómico de los detalles del rostro nos ayudará en la síntesis. Lo primero que hay que tener presente es que debemos eliminar todo trazo superfluo. Empecemos por el perfil de ella: debe realizarse mediante una curva continua, que parta de la frente, sin tener en cuenta los detalles de la propia frente. La curva se va estrechando luego hacia la unión de la nariz, de donde sigue la línea, que se debe trazar con continuidad armoniosa, sin interrupciones bruscas. La nariz no es una línea completamente recta, sino que configura una curva más o menos pronunciada donde se halla el cartílago. Esta sinuosidad se debe construir siempre con cuidado, porque es la encargada de dar suavidad a la línea de la nariz.
El dibujo de la nariz y de la unión del labio superior se traza con un arco muy semejante al utilizado para delinear la unión de la frente con la nariz. Los labios se repliegan en una unión más reducida y más tajante. El labio inferior, la barbilla, la parte inferior de ésta y la garganta están unidos por una continuidad de líneas curvas. Es muy importante aprender bien estos pasos, porque se trata de una auténtica construcción. Trata de realizarla basándote en un dibujo académico de gran sencillez: superpon un papel transparente, traza la primera síntesis y perfecciónala poco a poco sobre otras hojas superpuestas. Hay que realizar estos dibujos como si estuvieran ejecutados con un curvígrafo. El trazo debe ser ligero en los puntos en los que incide la luz, más grueso en las zonas oscuras y muy grueso en los puntos de máxima oscuridad.

No sé cuántos de ustedes hicieron en la escuela ejercicios de caligrafía con pluma o con plumilla, pero para estos dibujos son válidas las mismas reglas de armonía de la línea que se usan en caligrafía. Siguiendo la lógica del rostro femenino, tratemos de interpretar el rostro masculino, en este caso visto de frente. Como puedes ver en el ejemplo, los puntos de claroscuro están más a la vista, en primer lugar porque el rostro masculino tiene los rasgos más marcados y después porque, como ya hemos visto, la posición frontal implica siempre un mayor juego de luces y sombras.
Continuemos después la ejecución de nuestro dibujo acercando las dos figuras, la femenina, en primer plano, y la masculina, en segundo plano. A continuación dibujemos en primer plano, bajo los dos rostros, un recipiente que contenga manzanas (obviamente habrá que borrar las partes del dibujo de la figuras que se superpongan al mismo). En este momento empezaremos a dar color al dibujo.

Para dar más ambiente al dibujo, usaremos papel color marfil o color paja claro. Por lo general no se utilizan estos papeles para dibujar con los markers: el color, de hecho, tiende a expandirse, dilatándose más allá de la línea de contorno. Pero si aprendemos a aprovechar también esta circunstancia, podremos obtener efectos muy originales.

Etiquetas: ,

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.