Los colores complementarios

LOS COLORES COMPLEMENTARIOS.
Denominamos así a aquellos colores que se hallan diametralmente opuestos en el círculo cromático. Se neutralizan entre sí. Un color primario (amarillo, rojo-carmín, azul) es complementario de uno secundario (violeta, rojo, naranja o verde) cuando no ha intervenido en la mezcla para obtener ese color secundario, y viceversa. Así, por ejemplo, el color amarillo es complementario del violeta (compuesto por rojo y azul), y el verde (formado por azul y amarillo) es complementario del rojo-carmín.
Los colores complementarios son los que más contraste ofrecen entre sí. Si queremos que un color aparezca más vivo, más “vibrante”, deberemos colocar junto a él su complementario. El Impresionismo comenzó a practicar con asiduidad la aplicación de los colores complementarios en la pintura al óleo de muchos de sus paisajes.

Etiquetas: ,

Un comentario para “Los colores complementarios”

  1. […] AL COLOR. Partiendo de la teoría de los colores complementarios, le proponemos ahora la obtención de un color que aparece en la ilustración, el ocre, y siguiendo […]

Deja un comentario

Tienes que iniciar sesión para escribir un comentario.